Publicidad
Compartir en redes

Según lo que redacta Antonio Pérez columnista de Defensa Central,

En el minuto 11 del juego, Iñaki y Williams se colaban dentro del área en un mano a mano con Alaba y Courtois. El jugador se lanzó a tapar el disparo y allí se generaba la polémica.

El disparo que realizó Williams salía bastante sucio y se topó con la mano trasera de David Alaba el cual la tenia apoyada. El arbitro no señaló penalti y no tenía ninguna duda desde que se produjo la jugada.

En ese momento las redes sociales ardieron en polémica, puesto que la mayoria de aficionados del Athletic y muchos culés pedían que se pitara el penalti, Pero el reglamento dice claramente que en este caso no es penalti.

En el reglamento de la RFEF dice que las manos apoyadas o hacia el apoyo no son penaltis. Es decir, si la mano está apoyada o camino al apoyo para mantener el equilibrio, no es sancionable.

A diferencia de la mano que si se ha señalado como penalti, el vaso se lanzó con la mano arriba ocupando un espacio antinatural y un espacio extra del cuerpo.

Sin embargo la actuación del colegiado se vio empañada en el minuto 86 cuando expulso a Militao por una mano que según el reglamente no es penalti, de esta forma pensó que salvaba al Athletic. Una verdadera tristeza porque había realizado un gran arbitraje.

Publicidad

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí